Un reconocimiento público del resto de profesionales y de sus compañeros más allegados que han compartido anécdotas, vivencias y recuerdos, al mismo tiempo que han reflexionado sobre el presente actual de su hospitalIMG 5393

Un total de 145 profesionales que han desarrollado su labor en el Hospital Universitario Virgen Macarena y en el Hospital San Lázaro, recibieron el pasado viernes un emotivo homenaje por parte de la dirección de sus centros y de sus compañeros de trabajo por sus más de 40 años al servicio de la salud.

El aula Magna del Hospital Virgen Macarena acogió esta actividad, una de las más emotivas dentro del calendario de actos del centro sanitario, como es este homenaje a los profesionales jubilados del año 2016. Más de trescientas personas entre familiares, amigos y compañeros, han ‘arropado’ con su presencia a este grupo de profesionales que han concluido su labor después de años de servicio a la sanidad pública.

Los profesionales que se despiden 145 de los cuales 98 son mujeres, han estado vinculados a diferentes áreas laborales, 79 sanitarios, 25 facultativos y 41 pertenecientes a servicios generales y económico administrativo, han recibido el agradecimiento público del resto de profesionales y de sus compañeros más allegados. Han compartido anécdotas, vivencias y recuerdos, al mismo tiempo que han reflexionado sobre el presente actual de su hospital.

El programa del acto se ha iniciado con las palabras del gerente Antonio Castro, quien ha destacado la excelente labor que todos los profesionales han desarrollado durante las cuatro décadas y los valores como la entrega, la vocación, el compromiso, la dedicación y el esfuerzo desarrollados en estos años, gracias a los cuales ha sido posible conseguir los resultados alcanzados.

A continuación, el profesor doctor José María Cruz en representación del grupo de profesionales que se jubilan ha dedicado unas palabras llenas de emoción y agradecimiento. Cardiólogo de este Hospital, docente e impulsor de la Unidad de Coronarias, el doctor Cruz ha sido presidente de la Sociedad Española de Cardiología y de la Fundación Española del Corazón.
A continuación la voz de los que empiezan, María Casas, enfermera y residente de Salud Mental, recibía el simbólico testigo para continuar ésta labor profesional que los compañeros dejan, ofreciendo un pequeño discurso.
A cada uno de los profesionales que se jubilan se le ha hecho entrega de la medalla del Hospital, un recuerdo que han entregado los compañeros todavía en activo y más allegados. Asimismo cada jubilado ha recogido una carpeta personalizada con el diseño del Hospital Virgen Macarena.

La proyección de un vídeo conmemorativo ambientado en la década de los 50, a modo de recordatorio de la época de nacimiento de la gran mayoría de los profesionales, ha supuesto un momento muy emotivo del acto que ha estado amenizado en directo por el grupo musical Très Bien.